Gracias a la vida, que me…

Gracias a la vida, que me ha dado tanto

 

Imagen..Hace cuatro años, el 3 de marzo de 2008, llegué al aeropuerto de Santiago de Chile con una pura certeza: que estudiaría un magíster en la Universidad Católica de ese país.

Los planes, dicen, sirven para trazar el camino, aunque la vida siempre da vueltas. Pensaba vivir un año en Chile, a lo más año y medio, para terminar mi posgrado y viajar lo que más pudiera por Sudamérica.

Pasaron exactamente cuatro años.

Este post está dedicado a la gente que conocí en Chile y a todos los que me apoyaron desde México, Canadá, Argentina… por ahí me viene a la mente España y también Francia.

Sí, terminé un posgrado. Sí, al volver me ayudó mucho para buscar trabajo. Pero lo más importante de la experiencia es el crecimiento al cual tuve que hacerle frente: el de mí misma con mi persona, con mis miedos, saber que uno no es el ombligo del mundo y que es más fácil convivir cuando piensas más de lo normal en los demás, antes de emitir un juicio.

Mucho que me traje de Chile, claro está.

Aprendí que una ciudad cosmopolita puede tener la calma de un pueblo.

Que la nieve no solo es para comer, como en México, sino que también puedes “volar” en ella, con esquíes en tus pies.

Que la sopaipilla es mejor en invierno.

Que sí, sólo con piel se quita el frío de Chile.

Que los verdaderos amigos tienen diferentes acentos.

Que no hay fronteras. Que la única soberanía es la del amor por los demás.

Que lo importante ya lo tiene uno en sus manos: su vida y cómo la quiere vivir.

Que Violeta Parra tenía razón, hay que agradecer a la vida porque nos da tanto.

Que el hombre imaginario de Nicanor siempre es el mejor.

Que las palabras tienen formas.

Que los prisioneros son músicos.

Que Chile lleva más de 31 minutos.

Que la Moneda no siempre tiene dos caras.

Que Transantiago es más caro que la chucha.

Que chucha no es Jesusa como en México. Es peor.

Gracias Chile, por darme tanto. 

Acerca de Leslie Aguirre

Periodista. Amo los arándanos. Y cantar. Y el teatro... No concibo la vida en soledad, pero la soledad es determinante para una vida plena.
Cita | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s