Guía rápida para drenar un cerebro infortunado

Paso 1: Acepte que tiene un cerebro infortunado. Deje de lado el corazón, el alma y el espíritu… todo parte de una cabeza sana y si se queja demasiado, si tiene muchos conflictos, si algo ocurre cuando estalla, mejor acepte que tiene problemas.

Paso 2: Escúchese cuando habla con los demás y detecte esas emociones que lo hacen saltar de su silla y prenderse cual mecha, Pero sobre todo, escúchese… ¿no será que es demasiado duro con usted?

Paso 3: ¿Conoce a sus demonios? Hable con ellos, salúdelos. Lo acompañarán toda la vida. Cuando lo metan en problemas acéptelo, deles un abrazo y recuerde que es un humano y puede cometer errores. Claro, si sus demonios hacen que mate a un cristiano o alguna mascota, mejor vaya donde un psiquiatra.

Paso 4: Escriba todo en tercera persona. Drenar un cerebro le permitirá tener un corazón con menos carga emocional. Dele forma a todas esas voces en su cabeza que lo atormentan. Se sorprenderá cuando los vea en forma de personajes… le aseguro que hasta aprenderá a controlarlos.

Paso 5: Haga ejercicios como este, en el que cree que le está explicando a alguien más cómo resolver su vida cuando, en el fondo, es un intento por comprenderse usted mismo. Es sumamente divertido.

Paso 6: Drene su cerebro respirando. Recuerde lo que decía Saramago: todo parte del cerebro, es lo más importante del cuerpo humano, lo demás se siente, pero el cerebro lleva la batuta. Gobiérnelo.

Paso 7: Anímese a aprender cosas diferentes: teatro, canto, pintura, poesía… algo que le remueva sus entrañas y le recuerde que es bien bonito tener ilusiones. Luego uno se da sus madrazos, pero no importa, porque lo bailado nadie se lo quitará.

Paso 8: Comparta sus experiencias en un libro, todos tienen algo que contar, todos tienen una historia. ¿Quién dijo que usted no?

Paso 9: Ámese y drene su cerebro. Dré-ne-lo.

¡Buena vida!

Acerca de Leslie Aguirre

Periodista. Amo los arándanos. Y cantar. Y el teatro... No concibo la vida en soledad, pero la soledad es determinante para una vida plena.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Guía rápida para drenar un cerebro infortunado

  1. Yo veo esas cosas que llamas demonios como un montón de caca en el cerebro, apilada en una buena parte de esa macita rosa; sin embargo, la mayor parte de la cabeza es tierra fértil para quien quiera sembrarla. La caca “demonio” es un excelente abono si ocupas los surquitos del cerebro para buscar la Conciencia. Conciencia entendida en darse amor a uno mismo hasta que sea todo el tiempo. Yujú!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s