El Teatro sin nombre (#demientras), ya empezó a volar

Imagen

En noviembre de 2013 nacimos. Bueno, nació nuestro taller de teatro, el cual es impartido por el profesor Arturo Orutra, quien, como todos, es parte fundamental del proyecto. Surgió cuando su servidora entró en una grave depresión ocasionada por una crisis de vocación.

Acotación: Llevaba 10 años trabajando en medios tanto de México como de Chile, y, simplemente, mi trabajo perdió todo sentido cuando las empresas mediáticas comenzaron a recortar talentos, sueldos y caracteres. Simplemente ya no podía sostenerme siendo periodista y no encontraba más fórmulas, sentía que después de mi estancia en Sudamérica (de 4 años) se me habían acabado las ideas… así que…

…En medio de estas emociones, decidí escribirle a Arturo para preguntarle sobre algún taller de teatro que fuera sabatino, pues no contaba con mucho tiempo libre mientras trabajaba en un medio. Y fue entonces que surgió la primera gran idea, desde la creatividad Arturiana: “Junta a la gente, mínimo cinco personas y yo te doy el taller”.

Recuerdo ese día como el más emocionante en mucho tiempo. No pensé que nadie se enrolaría o que no resultaría, simplemente quería tanto un taller que busqué a las personas que sentía, quizá, querrían lo mismo: Lola y Pablo. Ambos dijeron que sí. Mi madre decidió inscribir a mi hermana Nidya y, por mi ex compañera de la preparatoria, Rebeca, conocimos a su novio, Raúl.

Así nació la primera edición del taller, cuyas clases son al aire libre.

Luego, ya en el andar de las clases, había que determinar qué obra presentaríamos. Y vino la segunda gran idea, esta vez, de Lola: “deberíamos presentarla a una fundación o escuela, alguien que la disfrute y no sólo a nuestros primos o amigos… qué chafa sería”. Y pensé en Fundación Casa Alianza, a quienes les había hecho una nota tiempo atrás.

Y así fue que Raúl llegó con la tercera mejor idea que fue montar la obra de Berta Hiriart, “Adiós, Querido Cuco”.

Cuando quedaba una semana para presentarnos, supimos que el foro que nos había prestado la delegación Xochimilco no nos permitiría presentar bien nuestro trabajo (recordemos que somos amateurs), así que luego de 10 minutos de pánico (era viernes, 18:30, a una semana del estreno en domingo), decidí llamar al Foro Cultural Coyoacanense, después de varios intentos en otros foros de la demarcación.

Gerardo Aboytes, su director, respondió el llamado. Los planetas se alinearon: justo a la hora y el día de la presentación, les habían cancelado el espectáculo que estaba agendado, así que mediante un oficio lo solicitamos en la delegación Coyoacán. Y lo logramos. Incluso pudimos contarle a Berta Hiriart lo que estábamos haciendo, porque Aboytes me ayudó a contactarla y se mostró muy contenta.

Así nació nuestro taller de teatro. Esa linda experiencia la compartí en este post un día después de que ocurrió.

Estamos por comenzar una gira con nuestra versión del ¡Adiós, Querido Cuco! de Berta Hiriart por la delegación Venustiano Carranza y el Sistema Penitenciario del DF. Nuestro Teatro sin nombre (#demientras) quiere llevar esta hermosa disciplina a quienes nunca pueden ir y, en el camino, aprender a ser mejores actores, compañeros, personas…

Acá las fechas, por si andan por ahí:

  • Domingos 8 y 15: Reclusorios de Santa Marta y Oriente. Estas funciones son sólo para los internos y sus familiares y fue posible gracias al apoyo de Dolores Carpio, quien antes de dejar su puesto de trabajo en el Sistema Penitenciario, nos dejó bien contactados.
  • Domingos 22 y 29: Teatro Venustiano Carranza, a las 12:00 horas, entrada libre, así que le pueden caer. Se ubica en Av. Congreso de la Unión, esquina Sidar y Rovirosa, dentro del Deportivo Venustiano Carranza.

En mayo pasado comenzamos la segunda edición de nuestro taller. Esta vez le dimos la bienvenida a Omar y estamos preparando una puesta en escena dedicada a adolescentes.

No sé si es la magia del teatro o que la gente que le entró al proyecto tiene esa pasión guardada en algún lugar de su ser, pero nos ha funcionado bien no sólo a nosotros como miembros del taller, sino también a quienes le compartimos nuestro trabajo.

Y desde este post quiero agradecer eternamente a Lola Segura, Nidya Carrión, Raúl Alemán, Pablo Leal, Omar Mendoza y Arturo Orutra, por construir un sueño y hacerlo realidad.

¡Mucha mierda!

PD. Buscamos nombre… se aceptan sugerencias…

Acerca de Leslie Aguirre

Periodista. Amo los arándanos. Y cantar. Y el teatro... No concibo la vida en soledad, pero la soledad es determinante para una vida plena.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s